Sobre matricula: Schuler publica la lista de 2012

09/06/2013

ma-tri-cu-lar-se

Para inscribirse como miembro de un organismo y especialmente de una universidad.

Esta es la temporada durante la cual la pregunta que se hace con más frecuencia a un estudiante de último año de secundaria de clase media o de una familia acomodada es: “¿A qué universidad vas a ir este otoño?” Hace poco, la pregunta que se les hacía a estudiantes Schuler era:  “¿Qué vas a hacer después de graduarte? Aunque aparentemente no hay diferencias significativas entre las dos preguntas, en realidad ellas expresan una profunda división en expectativas entre nuestros estudiantes Schuler y sus compañeros más acomodados.

Para estos últimos, matricularse en una universidad es algo que se da por sentado. Desde su nacimiento, se ha destinado dinero para sus gastos universitarios. Desde los primeros años de la escuela secundaria, y algunas veces desde la primaria, los intercambios entre los padres y los maestros se enfocan en cómo preparar al niño o a la niña para que transite por los caminos más rigurosos en los últimos años del nivel secundario. La presión se acrecienta en los hogares como FAFSA, decisiones tempranas y otras fechas límites se acercan. Luego el juego de la espera hasta que llegan los sobres con las noticias que anuncian la admisión o el rechazo. Todo esto para responder a la pregunta: “¿A qué universidad vas a ir en el otoño?”

Para muchos escolares Schuler y para los miles de estudiantes como ellos a lo largo del país, ir a la universidad no fue y todavía no es siempre algo dado por sentado. Para algunos de ellos fue solo un sueño de los padres. Para otros, fue algo que sólo los hijos de padres adinerados podían pagar. Y para muchos otros ni siquiera estaba en sus planes para el futuro. Graduarse de la escuela secundaria fue el gran evento que celebrar. Conseguir un trabajo, contribuir al ingreso de la casa, quizás tomar unas pocas clases en una escuela preparatoria fueron todas las respuestas perfectamente aceptables de la pregunta “¿Qué vas a hacer después de graduarte? 

De acuerdo con un estudio del Consorcio de Investigación sobre las Escuelas de Chicago de la Universidad de Chicago (Consortium on Chicago School Research) “De la escuela secundaria al futuro:  Baches en el camino a la universidad”( “From High School to the Future: Potholes on the Road to College”), el factor predictivo más consistente en determinar si los estudiantes tomaron medidas orientadas a matricularse en la universidad fue el que sus maestros informaran de que en sus escuelas secundarias había una atmósfera pro universitaria muy fuerte.  A través de nuestra asociación con los distritos escolares, el Programa Schuler Scholar lucha por crear y/o apoyar una cultura “en camino a la universidad” y fomentar la idea de que TODOS los estudiantes pueden ir a la universidad.

Celebramos la promoción Schuler del 2012 y agradecemos a las muchas universidades que están haciendo posible la matrícula de los estudiantes que servimos y de mucho otros como ellos en todo el país. Juntos estamos ayudando a que familias, distritos escolares y comunidades se den cuenta de que ir a la universidad puede y debe ser una expectativa para todos los jóvenes. Por tanto, la próxima vez que usted vea a un escolar Schuler asegúrese de preguntarle: “¿A qué universidad vas a ir en el otoño?” Ellos tendrán ganas de contarle en cuál se están matriculando.

Haga clic aquí (en inglés) para ver la Lista Schuler de Matrícula Final de 2012.

 

Escolares WHS celebran con la consejera universitaria Juli Scalf sus solicitudes a universidades

Escolares WHS celebran con la consejera universitaria Juli Scalf sus solicitudes a universidades

Más Noticias Schuler: